Si tu cambias, todo cambia. Tras mis experiencias en este juego que es la vida, puedo confirmar esta afirmación. Aquí pongo a tu disposición todas las herramientas y todo mi aprendizaje para , con amor, guiarte en tu caminar y ayudarte a despegar.

 

 

«Si tú cambias, todo cambia».

 
Cuando reconoces tus sombras y que forman parte de tu luz, el enfoque y el modo en que vives y sientes la vida, cambia.
 
Reconocernos y reconocerse.
 
A través de mi caminar en los senderos profundos de mi alma, del autoconocimiento y todas las herramientas que me han servido para ello, os traigo con todo mi amor el acompañamiento y guía que a mí y mi alma le han servido para, literalmente, transformarme.

 

 

 

Mi nombre es Albertina, soy de Galicia. Empecé mi caminar en este sendero de sanación hace siete años, habiendo ya años atrás, conectado a través de la meditación y la wicca con esa parte espiritual. Tras varias experiencias impactantes y duras en mi vida, llegué a terapias de sanación como el reiki, terapia gestalt, temazcales, ceremonia del cacao, el yoga y muchas más.

Profundicé mucho más en mi interior con mi primer retiro como nueva estudiante de meditación vipassana en el año 2014, eso abrió las puertas a todo lo que después llegó a mi vida. Soy lectora de registros akáshicos, tarotista, certificada en reiki kundalini, maestría en reiki chamánico, radiestesista y facilitadora de círculos de sanación entre mujeres.

Mi trabajo se basa en el estudio de las leyes universales, la neurociencia cognitiva (emociones y mente) y la espiritualidad.
Fusionando todas estas enseñanzas, a través del estudio y la práctica he creado mi mentoría: 𝑪𝒂𝒎𝒃𝒊𝒐 𝒅𝒆 𝒎𝒆𝒏𝒕𝒂𝒍𝒊𝒅𝒂𝒅.

Actualmente sigo formándome y estudiando, estoy en la escuela de magia práctica y terminando la formación como terapeuta de regresiones (en prácticas ahora mismo)

Mi trabajo consiste en acompañarte en el proceso de aprender a habitarte desde el amor, la prosperidad y la conexión con todo tu poder de creación.

Y para ello trabajo con diferentes herramientas que te ayudarán a dar los pasos necesarios para que alcances tu estado de paz y presencia.

 

Porque si yo pude y puedo, TÚ TAMBIÉN PUEDES.

¡Sígueme!