Hablando de procesos

Alguna que otra vez me han llegado a preguntar si realmente en momentos que tengo de bajón emocional se me da por coger y hacerme una foto, que cómo puede ser si no es por llamar la atención o ir de víctima.

Pues la verdad, con total honestidad a mi misma y al mundo, cuando estoy en esos momentos siento la necesidad de compartirlo, de ser real, de contar parte de mi historia, ¿por qué? Pues porque tal vez a alguien pueda llegarle y sentir que no esta solx, como me pasó a mi en determinados momentos de mi vida.

Comparto que soy feliz, y que dentro de esa felicidad también hay momentos de bajones enormes, que me dejan destrozada por dentro. Y me permito sentir esas emociones, y las dejo salir y me expreso. También respiro, y recuerdo. Recuerdo que todo es para mi más alto bien, recuerdo pararme por unos instantes y pensar, ¿para qué sucede esto? en lugar de dejar que la mente egotista salga con su tan amado papel de víctima.

Porque soy totalmente consciente de que cada paso en el camino, cada situación, cada circunstancia, es para llevarme, para llevarnos, por nuestro verdadero camino, por mi verdadero camino. El camino de mi alma y de todo lo maravilloso que hay para cada une de nosotres.

Porque, si, creo firmemente en que siempre nos espera algo muchísimo mejor cada vez que dejamos ir o parece que se nos tuercen las cosas. Y creo en ello, porque lo he comprobado, porque el Universo me ha llevado, y me lleva, por senderos, que cada vez me demuestran más y más todo el potencial interno que tenemos y que las cosas no son como nos han hecho creer.

Y con todo mi cariño, comparto cada paso, cada acierto y cada desacierto. Comparto mi sentir y con total honestidad cada paso de mi camino y mi caminar.

Y actualmente, están siendo momentos complicados, a nivel económico y mental. Sobre todo, mental, porque trabajo enormemente en romper todos los paradigmas que me han introducido, todos los patrones y creencias limitantes.

Y eso, es lo que por momentos hace que me pueda desesperar un poquito más. Pero la consciencia y la comprensión están ahí, y tengo más claro que nunca, que voy a por todas, que me abro totalmente a todo lo maravilloso que hay para mi, sin límites.

Por supuesto que no niego ninguna de mis emociones ni digo que haya que estar en lo más alto emocionalmente si nos sentimos en realidad, por las circunstancias, en lo más bajo, o incluso sin encontrar la salida. No, no va de eso. Va de comprender, de aceptar esas emociones, de permitirlas y cambiar las gafas con las que nos han hecho ver la vida. 
Porque de verdad, de corazón, que creer es crear y que si confías y accionas, las cosas se van dando casi de manera increíble.

Porque de verdad, la magia existe, somos seres mágicxs.

Entradas creadas 9

Deja un comentario

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba